El club sigue pendiente de si hay cautelar para que los 1.580 aficionados de la grada Mario Alberto Kempes puedan entrar el domingo ante el Espanyol