El equipo malagueño tiene que ganar por más de siete puntos a un rival al que derrotó en la final de la Copa, pero que hace una semana ganó en Málaga