El Real Madrid necesita asaltar este miércoles el Etihad Stadium por primera vez para disputar su decimoctava final de la Liga de Campeones