El director deportivo sigue los pasos de Mateu Alemany y no renovará su contrato para asumir nuevos retos profesionales