Después de lo sucedido entre ambos en Dubái, desperdiciando ‘cinco match points’ seguidos, el malagueño regala otra vez al ruso un ‘tie break’ y entierra una gran primera hora de juego en Roma al irse mentalmente del partido