El murciano, nuevo número uno del mundo, venció en dos mangas a Albert Ramos en una jornada con la lluvia como protagonista