El día de su reaparición en la pista, el piloto español sufrió dos caídas, pero terminó la jornada siendo la mejor Honda y la única que se clasificó directa para la Q2