La coordinación entre las alas del Gobierno de coalición vuelve a resentirse a escasas horas de inicio de la campaña electoral