Un can saltó a la carretera en la quinta etapa del Giro y provocó una caída que desencadenó una caída del campeón del mundo belga