Con Rodrygo y Camavinga entre algodones, y sin Benzema, Mendy, Alaba, Ceballos ni Hazard, los blancos afrontan este martes otro duelo de entreguerras frente a un rival que se les resiste