Cifra en 183.000 los pisos que su Gobierno pondrá a disposición de los ciudadanos con más problemas para acceder a un techo