La Policía de la Moral instala cámaras con reconocimiento facial en espacios públicos para identificar a las mujeres que no se cubren el pelo