El presidente del Gobierno, invitado por su homólogo estadounidense, recibe un espaldarazo a su agenda internacional