Fuentes cercanas a la negociación explican que el PSOEbusca cerrar los «últimos flecos», como el tope al alquiler, con Esquerra y EH Bildu