El artista falleció con 20 años en 2018 a la salida de un concesionario en Florida, tras ser disparado por los asaltantes que le robaron 46.000 euros