El objetivo sería impedir que puedan viajar al extranjero para evitar «filtraciones de información»