Un gol de Raphinha permite al Barça encarar el clásico con nueve puntos de ventaja después de que se anulase el empate de Iñaki Williams por mano previa de Muniain