Un vídeo de la primera ministra en una fiesta por el cumpleaños del líder de la Liga indigna a la opinión pública tras haber asegurado horas antes «no tener tiempo» para reunirse con supervivientes de la tragedia migratoria