La ministra de Defensa advierte que no admite «lecciones de nadie» mientras los morados denuncian otro bloqueo en la ley de vivienda