El presidente ucraniano asegura que «2023 será el año de la victoria» en una jornada en la que la OTAN y la UE prometen reforzar la ayuda al país y rechazan la propuesta de paz de China