La furibunda reacción del central tras conocer que el jefe de La Roja no contaba con sus servicios causa estupor y dinamita el inicio de la nueva etapa en el combinado nacional