Al grito de ‘¡Campeones!’ y con el himno del Unicaja de fondo, cientos de seguidores han acogido de madrugada al conjunto malagueño a su llegada a la ciudad