Una réplica de 7,5 en la escala de Richter durante los trabajos de rescate complica la búsqueda de los miles de desaparecidos entre los escombros de los 3.400 edificios que ha arrasado el seísmo