Este noviembre, con la aplicación del nuevo marco de penas, se levantó el tapón de una crisis con los recortes de condena