El partido de Alberto Núñéz Feijóo pretende incorporar a sus filas a 167 cargos que, sostienen en Génova, han abandonado las siglas de la formación liberal