El extremo llegó con un alto porcentaje de grasa y por esa razón apenas ha disputado 30 minutos en los tres encuentros disponible