La ‘número dos’ de la Casa Blanca denuncia que el «acto violento» cometido por un grupo de agentes de Memphis contra el joven «no fue en pos de la seguridad pública»