Varias movilizaciones en favor de un aumento de los salarios implican a medio millón de empleados del sector público y de las compañías ferroviarias