La lista de Arrimadas batalla con la de Bal por el liderazgo de un partido que irá a vida o muerte al 28-M