Inicio Principal Illa, partidario de que se enseñe más castellano pese a sumarse...

Illa, partidario de que se enseñe más castellano pese a sumarse al Pacte Nacional per la Llengua

17
0

El líder del PSC, Salvador Illa, ha defendido este sábado que ejercer de partido de la oposición en el Parlament de Cataluña «no está reñido con ser capaces de llegar a acuerdos para hacer avanzar al país», y lo ha ejemplificado con el pacto con ERC y Junts para renovar 112 cargos con mandatos caducados en órganos catalanes.

Así lo ha dicho durante su intervención en la reunión interparlamentaria socialista con miembros del Parlament, del Congreso y del Parlamento Europeo, acompañado presencialmente por el presidente del partido, el ministro de Cultura y Deporte del Gobierno, Miquel Iceta.

Illa ha abogado por hacer política útil, «serena, que huye de la confrontación estéril, del titular complaciente, de la inmediatez a la que a veces evocan nuevas formas de comunicación, y es aquella que busca la reflexión y la serenidad para tener debates constructivos».

Ha destacado que su partido se haya sumado al Pacte Nacional per la Llengua presentado el miércoles por la Conselleria de Cultura para defender la convivencia lingüística en Cataluña, aunque se ha mostrado partidario se que se enseñe más castellano en las aulas, «dando cumplimiento a las resoluciones judiciales». La semana pasada, la Generalitat anunció que el PSC se integraría en el Pacte Nacional per la Llengua, nueva iniciativa de promoción del lingüística con la que el gobierno de Aragonès quiere incrementar y reforzar el uso del catalán.

Illa también ha aprovechado su intervención para acusar a los anteriores gobiernos de la Generalitat de la situación actual del catalán: «Si el uso social del catalán ha retrocedido, será necesario empezar a rendir cuentas con los que han gobernado en Cataluña estos últimos 10 años. Menos lecciones y más exigencia y autocrítica por parte de los que se llenan la boca con el catalán».

Ha remarcado que su partido propone la construcción de una alternativa en Cataluña a un Govern que según él no funciona y no tiene proyecto, «que en seis meses ha demostrado su debilidad, división interna e incapacidad para afrontar los problemas de fondo que tiene planteados la sociedad catalana».