Inicio Principal Belén Esteban da un golpe en la mesa y critica a Jesulín:...

Belén Esteban da un golpe en la mesa y critica a Jesulín: «A una hija le paga las tetas y a otra ni la carrera»

15
0

Julia Janeiro, ha acudido esta semana a una clínica de Madrid para someterse a su primera operación estética. La hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario ha pasado por quirófano para hacerse un aumento de pecho.

Gtres
Este fue uno de los principales temas que se trataron ayer por la tarde en ‘Sálvame’, donde Belén Esteban no pudo aguantar más y terminó estallando quejándose del trato desigual que recibe desde hace años su hija, Andrea Janeiro, en comparación con Julia.

En todo momento, la colaboradora de ‘Sálvame’ quiso dejar claro que ella no tiene nada contra Julia, no opina igual de su expareja, al que acusa de no haberse ocupado en 22 años de su hija Andrea. Un tema tratado en más de una ocasión. Y al parecer, la reciente operación estética ha sido la gota que ha colmado el vaso: «Me joroba que a una se le pague las tetas y a otra no se le pague ni la mitad de la carrera. Pero aquí sí que se ven hijos de segunda, pero que gracias por nada y no meto a la José eh», dijo en relación a la actual mujer del diestro, María José Campanario. «Ha llegado un momento en el que hombre… y sé que cuando llegue a casa me van a regañar y voy a decir una cosa que nunca he dicho», ha añadido.

Tras esto, ‘la princesa del pueblo’ ha mirado fijamente a la camara para enviar un mensaje a Carmen Janeiro, tía de su las dos jóvenes. «Voy a dar las gracias a una persona. Te doy las gracias a ti, a la tía de mi hija, a Mamen. Muchas gracias por ser la única de la familia que te preocupas. Estaré siempre agradecida. Muchísimas gracias, te lo digo de corazón y también le quiero dar las gracias por alguna cosa. También a Beatriz Trapote, gracias. Mamen te lo vuelvo a decir, a ti la única, gracias por portarte como te portas y no hablo más porque cuando llegue a mi casa, me va a caer una de tres pares de narices pero ya he llegado a un tope, y gracias por nada. Gracias por nada», ha dicho muy seria.

Gtres
«Y lo digo y nunca lo he dicho pero ya está bien y qué suerte tienes Jesulín, de que tu hija no me deje hablar. Esa es la suerte que tú tienes ahora mismo, porque si me dejara, se te caía la cara de vergüenza a ti. Qué suerte tienes de la niña que tienes. Y mira que sé que me va a regañar cuando llegue a casa pero mira chico, ya llega un momento en el que me callo, me callo, me callo… pero ya está bien. Esto es como mi hija a California y la otra a Nueva York y ya está bien. Tienes la suerte de que no me deja hablar y escucha, si te cuenta algo la Jose, que te lo cuente bien y sino, das para atrás el programa y lo ves tú, que no te cuenten lo que quieren luego, que te cuenten bien las cosas», se refirió de nuevo a su ex.

«¡Qué tienes mucha suerte, mucha! Pero acuérdate lo último que pasó, acuérdate de la cartita, de lo que quería dar a entender. ¿Sabes qué? Que en el pecado llevas la penitencia. Quién te ha visto y quién te ve… no quiero decir nada más de verdad. No quiero ni que me preguntéis, lo pido por favor», añadió sin poder evitar emocionarse. «A cada uno le duele lo suyo y la pena es que a él no le duele lo que le tiene que doler. Me parece muy bien lo de la muchacha pero hombre… hombre… ayyyy quién te ha visto y quién te ve. Ay dios mío, pero bueno… Tantas cosas.. tantas cosas pero mira, por lo menos siempre estaré agradecida a Mamen, a su tía, la hermana de su padre. Siempre agradecida a ti, siempre. Y no voy a hablar más porque me van a regañar, demasiado he hablado».

Y aunque intentaba dejar de recriminarle cosas al diestro, porque su hija no quiere que hable mal de su padre en televisión, la colaboradora no podía contener el enfado que llevaba dentro. «He hablado mucho, desde luego, pero podía hablar mucho más pero esa me tira a mí… Vamos… Y gracias a dios no le falta nada, pero hay cosas que duelen, Carlota, y sobre todo para una educación porque creo que los padres, me meto yo y a todos los padres del mundo mundial, lo mejor que podemos dejar a los hijos es el afecto del cariño, del amor pero sobre todo una buena educación», y añadió. «Ese es el mejor dinero mejor gastado que un padre le puede dar a un hijo. No quiero hablar, Carlota, de verdad, porque cuando llegue a casa encima… y no voy en contra de Julia, lo juro por dios, que no, lo habéis visto que no podría decir nada malo pero hombre, ya llega un momento… A una te niegas a pagarla los estudios, no a pagarla, a pagarle la mitad. Que se mandó toda la información y se quedó en la mitad y luego mandas a otra a Nueva York.. hombre… y así 1.500 cosas…. en 22 años, solo una Barbie embarazada, me cago en la leche…», confesó dejando al resto de sus compañeros perplejos. «Me salgo. No quiero… es que me caliento, perdóname. Sé que si me quedo voy a seguir hablando y no quiero… Te lo vuelvo a repetir, Carlota, a la Jose no la meto porque en la relación familiar nuestra… bueno, familiar… no entra, a la Jose la saco fuera de aquí porque ella vela por sus hijos».