Inicio Internacional Aparecen cuatro inmigrantes muertos a escasos metros de la línea fronteriza entre...

Aparecen cuatro inmigrantes muertos a escasos metros de la línea fronteriza entre Polonia y Bielorrusia

26
0

La tensión en la frontera entre Polonia y Bielorrusia da un nuevo y oscuro paso con la aparición de cuatro cadáveres, este pasado fin de semana, a escasos metros de la línea fronteriza. Hasta ahora, varios grupos de inmigrantes procedentes de Oriente Próximo habían quedado atrapados entre las dos policías fronterizas. Polonia no permitía que entrasen en su territorio y los soldados bielorrusos impedían que retrocediesen. Algunos de los cuerpos hallados ahora, a los que todavía no se ha realizado la autopsia, han aparecido «a un metro de la línea fronteriza» y al menos en uno de los casos «con señales claras de haber sido arrastrado».

Las versiones de ambas policías fronterizas difieren. «Se han hallado los cuerpos de tres personas en la región fronteriza con Bielorrusia», anunció a través de Twitter la policía fronteriza polaca, que informaba también que «los cadáveres han sido hallados en tres lugares diferentes» y que eran «probablemente inmigrantes ilegales», según la portavoz Anna Michalska. También informó que «ocho inmigrantes ilegales han sido rescatados en un pantano cerca del río Suprasl, donde habían quedado atrapados, y siete de ellos han sido hospitalizados en Polonia por su debilitado estado de salud».

La guardia fronteriza bielorrusa afirmaba, por su parte, haber hallado el cuerpo de una mujer «de apariencia no eslava». Uno de los mandos de la policía fronteriza, Eygeni Omess, añadía que «el marido de la mujer fallecida contó que los guardias fronterizos polacos los habían devuelto contra su voluntad, descalzos y bajo amenaza, al lado bielorruso de la frontera». Este cadáver fue hallado junto al resto de la familia: el marido, la abuela y tres hijos menores de edad, todos ellos de nacionalidad iraquí. Las autoridades bielorrusas han abierto una investigación y han solicitado la presencia de agentes de ACNUR.

«Ataque híbrido»
Polonia ha declarado el estado de emergencia a lo largo de esta frontera durante un mes, para frenar el flujo de inmigrantes ilegales que a juicio del gobierno polaco, respaldado por la UE y por el resto de países de los Balcanes, Bielorrusia está empujando hacia su territorio en lo que considera un «ataque híbrido». El estado de emergencia supone que el acceso a la franja, donde hay casi 200 ciudades y pueblos, queda vetado a quienes no habitan ni trabajan allí. También están prohibidas las actividades recreativas, excursiones, manifestaciones o protestas, además de la presencia de periodistas, por lo que no resulta posible la verificación de las informaciones que proporcionan las policías fronterizas. El gobierno bielorruso ha proporcionado imágenes de 32 refugiados procedentes de Afganistán que acampan en un improvisado campamento, esperando poder cruzar a Polonia a los que se suministra alimentos y agua, pero la policía ha impedido el acceso al campamento a los activistas de organizaciones humanitarias, periodistas e incluso a sacerdotes que acudían en su auxilio.