Inicio Principal Con qué frecuencia hay que ir al ginecólogo

Con qué frecuencia hay que ir al ginecólogo

9
0

Se ocupan de una amplia gama de problemas, como embarazo y parto, problemas de menstruación y fertilidad, infecciones de transmisión sexual (ITS), trastornos hormonales y muchos más y, en cambio, pese a todo lo que podemos conocer sobre nuestro cuerpo gracias a un ginecólogo, vamos muy poco a lo largo de nuestra vida…

¿Cuánto tiempo hace que nos va a hacerte una revisión? Aunque no exista una preocupación, es aconsejable examinarse al menos una vez al año… Asó lo recomienda el Dr. José Luis Prieto, especialista en Obstetricia y Ginecología del Hospital Nuestra Señora del Rosario, que comenta que al menos cada año o cada dos: «Todo dependerá de la circunstancias personales de cada mujer, pero las revisiones deberían ser anuales o cada dos años», comenta.

La misma opinión tiene la Dra. Marta Suárez, especialista en Ginecología y miembro de Top Doctors: «Se aconseja una vez al año en el caso de no presentar patologías».

Datos sobre los ginecólogos
Un ginecólogo es un médico que se especializa en la salud de los órganos femeninos.
Muchas mujeres comienzan a visitar a un ginecólogo desde la adolescencia y continúan asistiendo cada año.
Se aconseja a las mujeres que visiten a un ginecólogo anualmente para un examen y en cualquier momento que tengan síntomas que les preocupen.

Cuándo empezar a ir al ginecólogo
Como norma general, a partir de los 18-20 años debería realizarse una revisión ginecológica. Sin embargo, tal como dice el doctor Prieto, esta revisión se adelantará «si se han tenido relaciones sexuales» o si hay «problemas de reglas dolorosas» o abundantes antes de esa edad.

En principio, no hay ninguna edad establecida para la realización de la primera visita ginecológica si la mujer no presenta ningún síntoma. Sí se aconseja, según Marta Suárez, hacerla al inicio de las relaciones sexuales, aunque esto no quiere decir que no haya que hacerla en las mujeres que nunca las hayan mantenido… «Si la mujer presenta síntomas como amenorrea, ya sea primaria o secundaria, cambios en el patrón de sangrado, metrorragias, dolor o escozor, leucorrea o cualquier alteración, en este caso debe acudir al ginecólogo para diagnosticar posibles causas y poner el tratamiento más adecuado», comenta la experta.

Porque si no acudimos a estas citas periódicas, puede que los tratamientos no sean tan efectivos: «Estrictamente no se puede decir que hay peligro por no ir, pero la prevención es siempre mejor que resolver un problema médico. Las revisiones ginecológicas pueden hacer que los tratamientos que pueda necesitar una mujer sean más efectivos y menos agresivos», alerta José Luis Prieto.

Cuándo acudir al ginecólogo
Problemas relacionados con el embarazo, la fertilidad, la menstruación y la menopausia.
Síndrome de Ovario poliquistico
Incontinencia urinaria
Endometriosis, una condición crónica que afecta el sistema reproductivo
Problemas con los tejidos que sostienen los órganos pélvicos, incluidos los ligamentos y los músculos
Disfunción sexual

La ginecóloga Marta Suárez indica que si no se acude al ginecólogo de manera regular se corre el riesgo de «no diagnosticar precozmente» alteraciones que pueden ser curables con tratamientos mucho menos agresivos que solo se pueden prescribir en caso de detectarse pronto. Es decir, acudiendo regularmente a la consulta ginecológica.