Inicio Principal Giorgia, la atleta de 13 años con una pierna que emociona al...

Giorgia, la atleta de 13 años con una pierna que emociona al mundo

173
0

Sin perder la sonrisa en ningún momento, componiendo un brillante ejercicio que funcionaba por momentos como un trampantojo para confundir al espectador, haciéndole creer que lo hacía con dos piernas, la pequeña Giorgia Greco emocionó a toda Italia, primero, y al mundo, después, una vez hecha viral su espectacular actuación en el programa ‘Got Talent’. La reacción del jurado provocó más lágrimas si cabe…

Como es habitual en el formato, cada actuación viene precedida de un vídeo de presentación de cada artista invitado. En el suyo, Giorgia cuenta que es de Milán, que ha acudido con su madre y que le gusta la gimnasia, aunque no sea nada fácil, «pero es preciosa». Es su madre la que explica que la niña empezó a entrenar a los cuatro años «y ya no nunca lo pudo dejar». Pero cuando la pequeña cumplió siete años, le diagnosticaron un tumor de huesos y tuvieron que amputarle una pierna para salvar su vida. La madre recuerda que Giorgia no decía nada sobre cómo esa enfermedad había acabado con su sueño. «Pero entonces llegó la epifanía, gracias al cielo», recuerda la madre. «Me llamó y me dijo, ‘mira, mamá’ y entonces se giró, se apoyó contra la pared y realizó una vertical». Es emocionante ver su sonrisa y el brillo de sus ojos al recordar ese momento en que era consciente de que había una esperanza.<iframe width=»560″ height=»315″ src=»https://www.youtube.com/embed/YU4gix5YghU» frameborder=»0″ allow=»accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture» allowfullscreen></iframe>

Vestida de morado y amarillo (una valiente al combinar dos colores con mala fama en los escenarios), con el pelo recogido, apostó por una exhibición en la que no faltaron los saltos, los ejercicios con cuerda y aro, con esa combinación de gimnasia y danza que caracterizan esta exigente disciplina. La cámara no perdía detalle de las reacciones del jurado, en concreto de Federica Pellegrini, nadadora y medallista olímpica: fue Oro en los Juegos Olímpicos de Pekín.

Solo al acabar la actuación, para enfrentarse al jurado, Giorgia recibe las muletas para permanecer en pie: «Estoy aliviada porque pensaba que me iba a salir peor. Pero estoy feliz». Dado su nivel, Federica le pregunta por qué no compite a nivel profesional: «En teoría, podría hacerlo, pero siempre estaría sola compitiendo porque no hay más niñas en esta categoría», es la amarga respuesta que, sin embargo, se torna broma cuando reconoce que ganaría siempre… «Yo en ti sólo veo talento», recalca una Federica que va lanzada: «Prepárate porque voy a encargarme de que pases a la final». Dicho y hecho: pase de oro.

Sí, es televisión. Sí, es un espectáculo que busca audiencia jugando con las emociones. Pero eso, a una niña que entrena horas y horas sin una pierna para vivir su sueño, le importa tres pepinos. Y de todo ese esfuerzo y de todo ese sacrificio sabe mucho una atleta olímpica como Pellegrini. De ahí el valor de ese pase de oro. De oro puro.