Inicio Internacional Una mujer mata a su novio de una puñalada en el corazón...

Una mujer mata a su novio de una puñalada en el corazón en plena calle en Argentina

105
0

El homicidio ocurrió en la localidad de William Morris, Argentina, cuando Nadia Navarro, de 23 años, asestó una puñalada en el corazón a su pareja, Alejo Oñoro, de 22 años, el martes nueve de febrero.

El suceso quedó grabado por una cámara de seguridad que se encontraba en la calle. En las imágenes, se puede observar la discusión previa al ataque entre Navarro y la víctima. Si bien aún se desconocen los motivos de la pelea, se llega a apreciar que, después de un intercambio de palabras, la joven se aleja por un momento de su pareja pero, ante un comentario de él, regresa y es ahí cuando se abalanza con el cuchillo.

El joven recibió una puñalada en el pecho y cayó al suelo gravemente herido, mientras la agresora escapó del lugar, como se puede apreciar en el vídeo.

Oroño fue trasladado de urgencia al hospital San Bernardino de Hurlingham, donde murió a los pocos minutos como consecuencia de las lesiones sufridas.<iframe width=»560″ height=»315″ src=»https://www.youtube.com/embed/NrQ2UoWbfk8″ frameborder=»0″ allow=»accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture» allowfullscreen></iframe>

Distintos familiares del fallecido indicaron que el día de la agresión la mujer había ido a casa de Alejo para entregarle el bebé de 18 meses que tienen en común.

«Estaban juntos. Estaban en pareja, pero vivían separados. Los dos tenían problemas con las adicciones. Alejo muchas veces volvía golpeado. No hacía denuncias porque decía que tenía vergüenza de contar lo que le pasaba en una comisaría. Una vez se animó a entrar, pero no se la quisieron tomar», explicó Gisela, prima del fallecido, al medio Crónica.

Este asesinato ha hecho que diputados del partido argentino Juntos por el Cambio (JxC) presentaran un proyecto para ampliar los alcances de la Ley Micaela, de violencia de género. El texto contempla una capacitación obligatoria para el personal del Estado, una línea gratuita de asistencia y comisarías especializadas capaces de atender las diferentes formas de violencia desde la perspectiva de los diferentes géneros y la diversidad sexual.

En este sentido, el bloque de JxC remarcó que «a Alejo, como hombre, le daba vergüenza denunciarla y cuando intentó hacerlo no le tomaron la denuncia». «Un tema que claramente es un tabú social y un fenómeno distinto al de violencia de género y debe legislarse como tal, debido a que su naturaleza, causas y consecuencias serían distintas, así como los espacios y formas en que se manifiesta», señala el proyecto.