Inicio Internacional Las encuestas de Ecuador apuntan a una segunda vuelta entre el correísta...

Las encuestas de Ecuador apuntan a una segunda vuelta entre el correísta Arauz y el conservador Lasso

114
0

A 10 días de ir a las urnas, el domingo 7 de febrero, Ecuador entra en el tramo final de una campaña marcada por la apatía de un electorado preocupado más por las condiciones sanitarias derivadas de la pandemia, que escuchar a los 16 candidatos a la presidencia de la república, entre los cuales hay solo una mujer como aspirante.

De acuerdo a la mayoría de las encuestas, cuyas cifras no se pueden difundir en Ecuador porque una ley electoral sanciona hacerlo desde 10 días antes de las elecciones, el candidato Andrés Arauz, de la Unión por la Esperanza (Unes) apoyado por el expresidente Rafael Correa, llegaría como favorito, junto a Guilllermo Lasso del movimiento Creando Oportunidades (Creo), de centro derecha. De cumplirse las predicciones, una segunda vuelta se dará el 11 de abril.

Con buenas cifras de respaldo, aunque parecería tener menos opciones de disputar el balotaje, la sorpresa de esta campaña ha sido el candidato Yaku Pérez, de Pachakutik, brazo político de la Conaie (Confederación de Nacionalidades Indígenas), ubicado en tercer lugar en todas las encuestas. Sería la primera vez que el candidato presidencial de ese sector alcance dos cifras de apoyo popular.

El entorno político y social de la campaña ha sido poco favorable para que la ciudadanía preste atención a los candidatos. Solo en los últimos días, el escándalo del ministro de Salud que vacunó primero a sus familiares en un geriátrico privado, y el asesinato de un reconocido animador de televisión, han crispado el ambiente. Los aspirantes a reemplazar a Lenín Moreno se decantan por las ofertas insólitas.

Compra de votos
El correísta Arauz promete entregar mil dólares a un millón de personas, a la semana de asumir la Presidencia, lo que es considerado «compra de votos», pero le habría significado respaldo en los sectores más pobres del país, que por la pandemia se han quedado sin ingresos.

En las últimas horas, Guillermo Lasso, el único candidato de la tendencia centro derechista, al haber recibido el respaldo del partido Social Cristiano del exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, anunció que subirá el salario básico, que hoy es de $448, hasta $500 mensuales, «para mejorar la economía de la familia ecuatoriana». El anuncio ha recibido críticas de analistas económico que sostienen que no calza en la agenda de gobierno del candidato. Pero también ha merecido elogios de sectores políticos que aseguran es una buena forma de neutralizar la campaña del correísmo según la cual Lasso bajaría el salario a $120 y que habría repercutido en un segmento de la población.