Inicio Principal Confinamiento en Valencia: disuelven y sancionan las juntas de propietarios pese a...

Confinamiento en Valencia: disuelven y sancionan las juntas de propietarios pese a no estar prohibidas

171
0

Agentes de Policía Local y Guardia Civil están
interviniendo en las juntas de propietarios de viviendas para disolver sus celebraciones, llegando a elevar sanción administrativa en alguno de los casos motivadas por la crisis del coronavirus, a pesar de que «no están expresamente prohibidas». Así lo denuncia el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de la Comunidad Valenciana, que ha mostrado «gran preocupación» por estos sucesos.

[La Generalitat prevé aplicar restricciones a las reuniones en Navidad por el coronavirus]

El presidente de la entidad, Sebastián Cucala, ha detallado que han mantenido diversas conversaciones y reuniones con la Conselleria de Sanidad y de Justicia, en las que quedó «clara la recomendación de que las juntas de propietarios no se celebrasen para prevenir posibles contagios de coronavirus».

Sin embargo, ha denunciado que «a pesar de no estar expresamente prohibidas por la normativa dictada hasta la fecha, dicho criterio administrativo no ha evitado que se estén produciendo las denuncias particulares contra la celebración de las mencionadas juntas, que termina motivando la intervención policial para su desalojo».

[Confinamiento en Valencia: la Policía multa a 711 personas por incumplir el toque de queda y sanciona a mil locales]

«Toda esta situación está generando un grave problema de inseguridad jurídica tanto para las comunidades de propietarios como para los propios administradores de fincas colegiados a la hora de atender las peticiones de convocatoria de junta que reciben, y que pueden terminar en procesos administrativos de impugnación de sanciones generadas por dicha intervención policial», ha añadido.

A este respecto, ha apuntado que el ochenta por ciento de la población reside en comunidades de propietarios y que «esta situación de inseguridad ante las celebraciones de juntas de propietarios genera graves problemas a la hora de poder tomar decisiones válidas para realizar cualquier tipo de intervenciones en los edificios».

[Una clase de niños de tres años está catorce días en cuarentena sin que les hagan la PCR]