Inicio Principal «Me Too» en los institutos catalanes: 72 horas contra diez años de...

«Me Too» en los institutos catalanes: 72 horas contra diez años de acoso sexual impune

138
0

Un grupo de alumnas y exalumnas de un instituto público de Castellar del Vallès (Barcelona) tumbaron esta semana el muro de silencio que protegía desde hacía más de una década a un profesor de gimnasia del centro acusado de acoso sexual por decenas de estudiantes. A través de Instagram lograron reunir más de medio centenar de testimonios, algunos de ellos escalofriantes: «No apruebas, pero sigue corriendo que te botan las tetas», le espetó a una niña de primero de la ESO (12 años). Hay más: «Me cogió del sostenedor y me dijo: ‘Con estas tetas se me va la vista’», «Cuando nos cambiábamos los hacíamos rápido y vigilando la puerta, ya que más de una vez se presentó sin avisar», «Me vino por atrás, me bajó el tirante del sostenedor y me gruñó en la oreja».

«Ha ido todo muy rápido de golpe. Desde hace más de una década este profesor de educación física ha acosado verbal y físicamente a menores. Hace una semana nos agrupamos y decidimos crear una cuenta para que todo el mundo pudiera contar allí su testimonio anónimamente porque creemos que las redes eran el camino más rápido y anónimo para llegar a los jóvenes. Dimos este paso porque el instituto ha rechazado desde siempre las quejas contra el profesor, que han sido muchas. Gracias a esa cuenta empezó a salir todo», cuenta a ABC Laura (nombre falso), una de las diez chicas que está detrás de la campaña para descubrir a un presunto acosador encastillado tras años de mutismo escolar. «Hemos abierto la caja de pandora. No queremos dar pasos en falso ahora», añade vía telefónica.

Esta acción, que se podría calificar como la versión adolescente del «Me Too» (el movimiento nacido en 2017 en Hollywood para exponer casos de acoso sexual y chantaje contra actrices por parte de ejecutivos de la industria del cine), no busca hacer una caza de brujas, pero sí señalar a un acusador impune durante varios cursos. Los responsables de la campaña resaltan que están haciendo una labor para «cribar y validar» los mensajes recibidos. «Nuestro instituto es muy grande, más de 600 alumnos entre ESO, Bachillerato y Módulos, pero Castellar es un pueblo y todos nos conocemos. Por redes es fácil ver si una denuncia es falsa», defiende Laura. No obstante, reconoce que no han «censurado» ningún testimonio, por duro que fuera. «Algunos mensajes impactan mucho, los que más, cuando lees historias de compañeras de clase. Cuentan cosas que a veces no sabías. Otras veces lees frases que escuchaste en directo pero ante las que no hiciste nada por miedo a represalias», reconoce la exalumna.

Este diario trató de ponerse en contacto con el centro, pero no obtuvo respuesta. A su vez, el profesor fue apartado por el Departamento de Educación de la Generalitat la semana pasada después de que un centenar de exalumnos, alumnos y padres y madres de estudiantes que acuden actualmente a este instituto público catalán se concentraran durante horas ante las puertas del mismo para protestar contra el presunto acosador y acusando a la dirección del centro de «complicidad» por no haber actuado durante años pese a las numerosas quejas. «Casos así hay en casi todos los institutos», añade Laura.

Réplicas en más centros catalanes
Lo cierto es que, a lo largo de las últimas horas, varios centros catalanes de poblaciones como Sabadell o Moià han visto cómo aparecen de la nada cuentas de Instagram que, de nuevo, sirven de sumidero de desgarradoras denuncias calladas por el alumnado durante años por miedo a suspensos, castigos o señalamientos. En el primero de los casos, la campaña en redes motivó una rápida reacción del Ayuntamiento, que instó a los Servicios Territoriales de Educación de la Generalitat a investigar y aclarar las denuncias de presuntas agresiones sexistas en el instituto Escuela Industrial. «Tenemos que ser contundentes y prudentes a la vez», señaló la alcaldesa de la ciudad, Marta Farrés. «Hemos abierto la caja de pandora», confirman desde el IES Castellar.