Inicio Principal Las reuniones familiares, principal motivo para extremar las restricciones en las calles...

Las reuniones familiares, principal motivo para extremar las restricciones en las calles de Orense

216
0

La Consellería de Sanidade ha endurecido desde este sábado las medidas restrictivas en cuatro calles de Ourense, con reuniones limitadas a cinco personas, al detectar un aumento de casos de COVID-19 que relaciona «fundamentalmente» con brotes familiares «debido a reuniones».

Según recoge el Diario Oficial de Galicia (DOG) en una orden publicada en la noche del viernes, la Dirección Xeral de Saúde Pública observa que las tasas de contagio diarias acumuladas a tres y siete días desde el pasado sábado, 12 de agosto, observan «una tendencia ascendente» que coloca el número reproductivo por encima de uno, es decir, que cada persona con coronavirus contagia a más de una.

En concreto, las medidas de prevención se endurecen en las calles Antonio Puga, Doutor Fleming, Xesús Soria y Avenida de Portugal, desde el cruce con calle Ervedelo al cruce con la calle Irmáns Xesta, pero se mantienen en el resto del término municipal de Ourense porque, según alerta Sanidade, el brote «no tiene una clara tendencia a la mejora», sino una «evolución tórpida más acusada» desde finales de agosto.

No obstante, la orden del DOG recalca que la distribución de casos «no es uniforme» en la ciudad y que hay una «agrupación de casos» en las calles en las que desde este sábado hay mayores limitaciones. El brote, asevera el texto, «sigue teniendo características de alto riesgo» como la tasa de incidencia en los últimos tres días y el porcentaje de positivos de todas las PCR realizadas.

Por todo ello, el informe de Saúde Pública recomienda mantener restricciones en todo el término municipal ourensano «y además tomar medidas específicas respecto a las zonas de la ciudad donde existe una mayor concentración de casos».

Así, en las calles Antonio Puga, Doutor Fleming, Xesús Soria y Avenida de Portugal, como ya había pasado anteriormente con el barrio de A Milagrosa, en Lugo, y con el municipio de Arteixo (La Coruña)

La orden publicada en el DOG también establece que la vigilancia, inspección y control de todas estas medidas, que serán objeto de seguimiento y evaluación continua «en un período no superior a cinco días naturales», corresponden al Ayuntamiento de Ourense dentro de sus competencias y sin perjuicio de las competencias de la Consellería de Sanidade.