Inicio Nacional Ciudadanos ve la mano de Génova detrás de la crisis en Granada,...

Ciudadanos ve la mano de Génova detrás de la crisis en Granada, pero evita el choque

26
0

Ciudadanos (Cs) cree que detrás de la crisis abierta en el Ayuntamiento de Granada está la mano de Génova. El diagnóstico es el mismo que cuando cuatro de sus diputados autonómicos en la Región de Murcia tumbaron su propia moción de censura, pero la reacción es diametralmente opuesta. Si entonces se abrió una guerra total contra la dirección nacional del PP, ahora se redirige el foco al ámbito local.

El partido de Inés Arrimadas quiere aprender de sus errores y después de perder dos de sus cuatro gobiernos autonómicos, ahora el objetivo prioritario es conservar el Ejecutivo de coalición en Andalucía, donde la sintonía entre Juanma Moreno (PP) y Juan Marín (Cs) es absoluta.

Los discursos del PP nacional y de Cs, en público, se parecen. Ambos circunscriben el conflicto a un asunto local y sostienen que el Gobierno de la Junta de Andalucía es «estable» y que en nada se verán afectadas las relaciones de los dos partidos en el resto de sus gobiernos. Sin embargo, en privado hay dirigentes de peso de Cs que apuntan que Génova ha estado detrás de la maniobra en Granada, donde el alcalde, Luis Salvador, perdió el respaldo de los seis concejales populares y, horas después, de dos de los cuatro de Cs, que dieron un portazo con acusaciones de cercanía al ‘sanchismo’.

Las fuentes señalan a dos personas con nombre y apellidos: el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y su excompañero Fran Hervías, responsable de la implantación nacional de Cs y ahora al servicio de García Egea.

La discrepancia en Granada radica en el acuerdo de gobierno que alcanzaron PP y Cs hace dos años. Según dicen los populares granadinos, habían pactado repartirse la Alcaldía y cambiar de regidor a mitad de mandato, pero Cs lo niega. El propio Hervías, en entrevistas concedidas en 2019, cuando aún era secretario de Organización de Cs, aseguraba que había llegado a un acuerdo por escrito con García Egea para que el alcalde de Granada fuese Salvador hasta el 2023.

Pero ahora, en una situación de máxima debilidad, Cs evita el choque frontal con el PP nacional y contemporiza mientras intenta convencer a los populares de que regresen al equipo de gobierno de Salvador. «En este momento nos encontramos diciéndole al PP de Granada que tiene que volver al Gobierno. Tiene que recapacitar», insistía ayer Edmundo Bal (Cs) en el patio del Congreso, donde rechazó pedir explicaciones a Pablo Casado: «Es una cuestión que debe resolverse allí».

En Génova niegan cualquier implicación y trasladan que se había producido un acercamiento de Salvador al PSOE que ahora parece estar intentando reconducirse. El PP insiste en que es un problema local que Cs deberá resolver con sus compañeros de Granada y subraya que bajo ningún concepto pondrán en cuestión el pacto en Andalucía. Informa Mariano Calleja.

Cs reitera que no había pacto de ‘2+2’ en Granada y sostiene que allí donde existían –con PSOE y PP–, Cs está cumpliendo. Ayer mismo la Alcaldía de Albacete pasó de Cs al PSOE, como se acordó en 2019. No obstante, socialistas y liberales gobernarán en minoría tras abandonar Cs la concejal Maite García
, quien repite el argumento de que su expartido se ha convertido en «muleta del ‘sanchismo’». Lo dice, ironizan fuentes de Cs, tras dos años gobernando con el PSOE.