Inicio Internacional El embajador de Colombia en España: «No puedo hablar de abuso policial...

El embajador de Colombia en España: «No puedo hablar de abuso policial cuando hay 785 policías heridos»

49
0

Se adentra la tarde madrileña y la Policía Nacional contiene una pequeña protesta frente a la Embajada de Colombia, que se vale de banderas tricolor, pancartas y un megáfono por el que gritan consignas, para denunciar la represión de los cuerpos de seguridad sobre los manifestantes colombianos que marchan contra la reforma tributaria ya derogada por el Gobierno de Iván Duque. Dentro de la legación, el embajador
Luis Guillermo Plata (Bogotá, 1967) aguarda la entrevista con ABC para explicar lo que sucede en la nación andina, el paro nacional y la violencia en estos últimos diez días de protesta continuada.

Expertos económicos han señalado que la reforma tributaria fue evidentemente inoportuna. ¿Qué posición tiene usted?

La reforma tributaria estaba enfocada en poder financiar los gastos que ha ocasionado la pandemia como la vacunación y mantener el ingreso solidario a millones de familias que se han visto afectadas económicamente por el Covid. Esto va a requerir más gasto para poder mantener esas ayudas sociales. El corazón de la reforma era ese, tal vez no se explicó bien o no se entendió, pero la finalidad de la reforma era obtener dinero para pagar esos subsidios a los más desfavorecidos.

Ya van más de diez días de protestas y aunque el presidente derogó la reforma tributaria las manifestaciones siguen en las calles. ¿Por qué no cesan?

La reforma fue rechazada y el presidente Duque la retiró, pero las protestas continúan. Entonces, me pregunto sí las manifestaciones eran por la reforma o tienen otras motivaciones. Desde 2019 han surgido una serie de protestas por intereses puntuales de ciertos grupos y que sin dudas son infiltradas por personas ajenas a la ley y vándalos que hacen la protesta violenta. En Colombia se puede protestar porque es un derecho ciudadano, pero se debe hacer pacíficamente.

Pero han trascendido imágenes y vídeos de la brutal agresión policial por parte del Esmad a los manifestantes e incluso la ONU pidió respetar el derecho a la protesta…

Hay una fuerza pública que como en cualquier democracia debe actuar cuando los ciudadanos se ven amenazados y cuando la protesta se torna violenta. El derecho a la vida y a la seguridad son derechos tan válidos como lo es el derecho a la protesta. Todo el mundo habla de las víctimas de la violencia y del abuso policial, pero nadie habla de los policías. Tenemos 785 policías heridos durante 3.379 actividades de protestas. Se han decomisado 244 armas de fuego y 6.417 armas corto punzantes. A mí que me digan que hay esa cantidad de armas en manifestaciones pacíficas me es muy difícil de creer.

El balance oficial es de 24 muertos, pero la ONG Temblores reporta al menos 37. ¿El Gobierno se va a comprometer a investigar y esclarecer las muertes?

Ya se están esclareciendo en qué circunstancias murieron y si están relacionadas a las protestas o no. Yo de ninguna manera puedo justificar la violencia. Se han abierto 38 investigaciones disciplinarias por homicidio, por abuso de autoridad, por agresiones físicas, por lesiones personales, etc. Hay que ver la violencia también del otro lado, esos 785 policías también tienen derecho a defenderse y tienen el rol de preservar la paz y el orden. La Policía ha hecho lo que ha tenido que hacer porque se ha visto obligada en estas situaciones.

¿El Gobierno de Duque ha hecho autocrítica y analizar si la represión policial ha sido desproporcionada?

Todo es escrutado en una sociedad democrática. Yo no puedo hablar de abuso policial cuando tengo 785 policías heridos, que tienen una función que cumplir y que también son atacados.

Entonces, de cierto modo justifica la violencia…

Yo no justifico la violencia. La policía no está diseñada para atacar sino para controlar una situación.

¿Tiene información sobre las desapariciones que se han denunciado?

De los 89 desaparecidos denunciados por la Defensoría del Pueblo, 45 ya están ubicados.

¿Qué va a pasar ahora con la reforma tributaria?

Se han pensado varias cosas, primero reducir el nivel de ambición de la reforma tributaria que apunte a lo realmente esencial y necesario, y segundo, buscar un momento más oportuno para presentarla y consensuada con otros actores políticos.

El Comité de paro nacional accedió a reunirse con el presidente. ¿Cuál será el objetivo de este diálogo?

El Comité de paro ha pedido varias cosas que son bastante irónicas porque por ejemplo para el fortalecimiento del plan de vacunación y la renta básica mínima, se necesitan fondos y para eso era la reforma tributaria. Así que no es incompatible. También hablan de subsidios a las pymes. No es tan diferente lo que pretendía la reforma a lo que exigen los organizadores del paro.