Inicio Internacional Starmer asume la responsabilidad por el descalabro laborista en las elecciones municipales...

Starmer asume la responsabilidad por el descalabro laborista en las elecciones municipales de Reino Unido

52
0

El líder del Partido Laborista de Reino Unido, Keir Starmer, ha calificado de «amargamente decepcionantes» para su formación los resultados de las elecciones municipales de este jueves mientras fuentes de su partido apuntan con el posible traslado fuera de Londres de la sede de la formación, acusada por sus propios simpatizantes de perder el contacto con las poblaciones más alejadas de la metrópolis.

«Quiero asumir toda la responsabilidad por los resultados, de igual modo que voy a asumir toda la responsabilidad de arreglar las cosas», ha declarado Starmer en un discurso pronunciado a última hora de este viernes.

«Hemos cambiado como partido», ha declarado Starmer, sucesor de Jeremy Corbyn, quien abandonó el cargo en medio de una serie de polémicas atribuidas a su carácter más radical, «pero no es que hayamos presentado un ejemplo lo suficientemente contundente ante el país».

«Lo cierto es que la mayor parte del tiempo nos hemos dedicado a hablar entre nosotros, en lugar de hablar al país, y hemos perdido la confianza de la clase trabajadora, en particular en lugares como Hartlepool», ha añadido. Hartlepool se convirtió ayer en el símbolo del descalabro del partido Laborista después de que los conservadores del primer ministro británico, Boris Johnson, le arrebataran a la formación opositora un escaño que ostentaba desde hace casi 50 años.

La conservadora Jill Mortimer se hizo con la victoria por más de 20 puntos de ventaja sobre el laborista Paul Williams (51 a 28 por ciento), lo que llevó a responsables del partido opositor, como el jefe de Exteriores Stephen Kinnock a reconocer la necesidad de «emprender una transformación» a raíz de esta «devastadora derrota», aunque siempre cerrando filas en torno a Starmer.

Los expertos consultados por los medios británicos achacan la victoria en Hartlepool -una circunscripción esencialmente laborista desde su creación en 1974- a una combinación de factores, comenzando por la rapidez con la que se ha desarrollado el programa de vacunación en Reino Unido y, sobre todo, el hecho de que la mayor parte de la población de la circunscripción votó a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, que terminó abanderando el primer ministro. En su comparecencia del viernes, Starmer no planteó abiertamente la remodelación de su equipo de asesores, como le pedían simpatizantes del partido, pero fuentes de la formación consultadas por ‘The Guardian’ dan casi por seguro un traslado de la sede fuera de Londres en una inciativa para «regionalizar el partido».