Inicio Nacional Iglesias desafía a Sánchez al cuestionar el papel de la Corona el...

Iglesias desafía a Sánchez al cuestionar el papel de la Corona el 23-F

50
0

A pocos minutos de la llegada del Rey al Congreso, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, improvisó una rueda de prensa fuera del recinto, en la calle Zorilla, para cuestionar que la Corona y el Rey vayan ligados a la democracia.

«Hay muchos ciudadanos que les llama la atención que en este país se pueda ir a la cárcel por un tweet o una canción mientras el anterior jefe de Estado está huido en los Emiratos Árabes». Lo dijo en la acera de enfrente del patio de la Cámara antes de participar en la conmemoración del 40 aniversario del fracaso del golpe de Estado del
23-F
. Mientras se acercaba a los periodistas agolpados en esa esquina, se cruzó con el presidente del CGPJ,
Carlos Lesmes
. Otro de los cuestionados por Unidas Podemos (UP).

Dos frases para volver a poner al PSOE contra las cuerdas y forzar una respuesta de La Moncloa. Su mensaje fue cristalino. «Creo que 40 años después es muy difícil decir que la Monarquía sea condición de posibilidad de la democracia», expresó; y añadió: «Con toda la sensatez y el respeto institucional, desde la calma y la mesura, hay que reconocer que ese debate social existe en España». El líder de UP considera que en España hay «un inequívoco horizonte republicano». También que en UP son «enormemente institucionales» y no van a dejar de participar en los actos. Eso sí, haciendo ruido. «No nos vamos a callar», admitió.

El vicepresidente no aplaudió ni al Rey ni a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, después de sendos discursos. Don Felipe y Batet habían reivindicado el papel de la Corona. Y después de estos gestos también lo defendió la ministra portavoz, María Jesús Montero, en rueda de prensa desde La Moncloa: «Nadie puede dudar de la aportación que el Rey Juan Carlos hizo a la democracia de este país». Y añadió: «No hay discusión sobre el papel que jugó».

Pero la formación morada no fue la única aliada del Gobierno que utilizó el 23-F para atacar al Rey. Los socios independentistas y soberanistas de Pedro Sánchez no acudieron al acto, con ERC y Bildu uniéndose a la CUP, Junts, BNG y PDeCAT para firmar un manifiesto por la ruptura con el Estado. Cuestionaron el papel jugado por Don Juan Carlos frente a la intentona golpista, exigieron la desclasificación de todo el material secreto relativo al golpe fallido y aseguraron que no hay democracia ni libertad en España.

Nuevo revés en el Congreso
Pero pese a este alegato, actuaron minutos después en sentido opuesto al negarse a responder a las preguntas de la prensa y repetir en castellano los exabruptos que lanzaron contra el Rey y su padre en lenguas cooficiales. Pese a las protestas de los informadores, se retiraron de la sala sin atender ninguna cuestión.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, no secundó el manifiesto independentista al no compartir el contenido y el lenguaje utilizados. Pero tampoco estuvo presente en el acto al igual que Compromís. Esteban justificó su ausencia por la presencia de Vox en el mismo y por la existencia de puntos oscuros diferencias con la organización.

Ya durante la tarde, el pleno del Congreso debatió una proposición no de ley de ERC para eliminar la inviolabilidad del Rey. La iniciativa se votará este jueves, pero no saldrá adelante ya que el PSOE unirá fuerzas con PP y Vox para tumbarla. Podemos, en cambio, votará a su favor junto a los independentistas rompiéndose así, una vez más, la unidad de voto de la coalición.