Inicio Principal Casado pedirá hoy al Ministerio «unidad y acción» para «torcer la pared»...

Casado pedirá hoy al Ministerio «unidad y acción» para «torcer la pared» de contagios

37
0

Verónica Casado, consejera de Sanidad, no habló este martes de doblegar la curva de contagios, como lo hizo en las olas anteriores, sino de «torcer la pared» ante el crecimiento «vertiginoso» de casos de Covid que desde que arrancó el año no ha cesado. Y para alcanzar ese objetivo llevará este miércoles al Consejo Interterritorial de Salud, en el que están presentes las comunidades y el Ministerio, una propuesta que pasa por definir «criterios uniformes» y por ir «todos juntos». Una postura conciliadora después de que Castilla y León decretase el adelando del toque de queda al que el Gobierno respondió con un recurso.

«Estamos unidos en la acción pero no en la inacción», repitió Casado, a modo de eslogan electoral, durante su comparecencia de ayer, para justificar la polémica decisión de la Junta en la necesidad de ser «muy ágiles» ante la velocidad de los contagios. Por eso, pidió «una cogobernanza de verdad, que las medidas las tomemos todos juntos y planifiquemos nuevas acciones». En este sentido, confirmó que la petición de Castilla y León en el Consejo será la de adelantar el toque de queda y la de modificar el Decreto nacional para permitir los confinamientos domiciliarios, una medida, esta última, que la consejera reconoció que decretaría hoy mismo en municipios de la Comunidad en los que los casos se han disparado.

En cuanto a la restricción que mete en casa a los castellano y leoneses desde las ocho de la noche, agradeció a los ciudadanos su cumplimiento durante estos días con una medida que «no ha sido gratuita sino a la vista de los datos que indican que la situación es muy compleja». Precisamente, el Tribunal Supremo no adoptará una decisión sobre el adelanto a las 20 horas de la tarde del toque de queda en Castilla y León antes de diez días, un periodo en el que se mantendrá la restricción. Durante ese tiempo, la Junta deberá presentar alegaciones contra la medida cautelar de suspensión solicitada por el Gobierno. De momento, Verónica Casado defendió que «nuestra lealtad es absoluta pero no vamos a apoyar la lentitud». Y es que la consejera reconoció que la situación «es muy grave» con los contagios al alza y una tasa de letalidad del 3,5 por ciento que supone que por cada mil contagiados habrá 35 fallecidos. De hecho, la tercera ola «no es comparable con la segunda, sobre todo por la velocidad de los contagios y eso nos obliga a ser más rápidos». Prueba de ello es que, desde el 25 de diciembre, la incidencia a siete días se ha multiplicado por diez y si entonces era de 62,3 casos por cada 100.000 habitantes, ahora es de 633.

No es el único dato que asusta: a catorce días ya se alcanzan los 970 casos, mientras que la ocupación de pacientes Covid en las plantas hospitalarias ha pasado del 8,7 por ciento al 19 (a partir de 15 el riesgo es extremo) y en las UCIs, del 16 al 35,3 (el límite está en el 25%). Segovia atraviesa la situación más comprometida, con una incidencia de 1.110 casos a siete días. Los datos de ayer no hacen sino ahondar en la gravedad de esta tercera ola que tocó techo el sábado con 2.892 casos, se redujo las dos jornadas siguientes —1.802 y 1.600— y este martes se volvió a disparar hasta los 2.299, lo que demuestra que «hay más casos que en la segunda ola y altamente contagiosos». Además, en las últimas 24 horas se contabilizaron 23 fallecidos.

Seis zonas libres de casos
Prueba de cómo la situación ha empeorado sustancialmente con el nuevo año es que sólo seis zonas básicas de Salud, de las 247 en que está dividida la Comunidad, se mantienen actualmente libres de Covid. Se trata de Espinosa de los Monteros y Sedano, en Burgos; San Emiliano y Ribera del Esla (León); San Pedro Manrique (Soria), y Carbajales de Alba (Zamora).

Para frenar esta escalada de contagios, la Consejería de Sanidad va a continuar con los cribados en sus tres facetas: en el sistema asistencial, en universidades y empresas y, en la población. En este sentido,Casado anunció que durante esta semana se llevarán a cabo cribados selectivos en un total de once localidades de Castilla yLeón: Briviesca y Miranda de Ebro (Burgos); Astorga y Valencia de Don Juan (León); Carrión de los Condes (Palencia); Cuéllar (Segovia); San Leonarso de Yagüe, Soria y Golmayo (Soria), y Zaratán y Laguna de Duero, en Valalladolid. «Cuando hay un cribado, el aumento de contagios se detiene», explicó la consejera y apuntó que de los 36.000 test realizados en la última semana, se han declarado 551 positivos.

En cualquier caso, insistió en que los contagios son «muy fuertes y rápidos» debido al incremento de los contactos sociales y a las tres cepas que hay circulando que «no son más virulentas pero atacan más porque contagias más». De ahí que volviese a suplicar el «autoconfinamiento, sobre todo de los más vulnerables, y que salgan a la calle sólo para lo imprescindible».

El recorte de dosis frena la vacunación de sanitarios
Aunque esta semana estaba previsto el comienzo de la vacunación de los profesionales sanitarios de primera línea, ayer no fue posible hacerlo en las provincias de Ávila, Palencia, Segovia y Zamora debido al recorte en el envío de la farmacéutica Pfizer-BioNTech, lo que ha supuesto que a Castilla yLeón hayan llegado 8.775 dosis menos de las previstas. Esta situación ha obligado a la Consejería a replantear y reorganizar su estrategia para garantizar que las personas que ya han recibido la primera dosis, puedan tener la segunda, pese a la reducción de la remesa. De momento, según indicó Verónica Casado, se han puesto el 89,5 por ciento de las vacunas recibidas, de forma que se ha inoculado con la primera inyección a 70.875 personas, 39.505 institucionalizadas y a 31.178 sanitarios y sociosanitarios. Además, 432 castellano y leoneses han recibido ya las dos unidades necesarias para alcanzar la inmunidad.