Inicio Nacional Martínez, al exministro Fernández Díaz en el careo de Kitchen: «Si hubiera...

Martínez, al exministro Fernández Díaz en el careo de Kitchen: «Si hubiera querido incriminarte, habría ido a la prensa»

35
0

El audio de la hora y media que se prolongó el cara a cara del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y su exsecretario de Seguridad, Francisco Martínez, ante el juez que investiga la operación Kitchen revela
una estrategia cruzada
que complica al magistrado dirimir cuál es más verosímil.

De un lado, Fernández Díaz, que niega haber tenido siquiera constancia de una operación policial sobre el extesorero del PP Luis Bárcenas: «Yo lo que he dicho aquí es lo que decía siempre cuando no me quedaba más remedio que hablar. Que no había oído hablar nunca de Kitchen».

De otro lado, Martínez y sus actas notariales con mensajes que, dice, le envió su jefe y que acreditarían lo contrario: «Yo puedo entender que ese mensaje se te olvidase, porque es de 2013 y porque creo que es un tema menor, pero la realidad es que yo tengo conocimiento porque tú me pides que me informe».

Lo «absurdo» y lo «surrealista»
De fondo, el sentido común según cada cual. Para el exministro es «absurdo» y «surrealista» el contenido de esos textos, pues implicarían que él andaba informando a su subordinado, como el SMS que habla del volcado de unos dispositivos sustraídos a Bárcenas o el que refiere que al término del Consejo de Ministros podrá darle un contacto en el CNI: «Esta conversación es muy posible que haya tenido lugar pero conmigo, jamás. Si hubiera que pedir una testifical, a ver si el presidente del Gobierno, la vicepresidenta o el general Sanz Roldán dicen que yo pedí ese contacto».

Para Martínez. lo absurdo es presumir que él, «secretario de Estado, diputado y letrado de las Cortes» haya devenido «en falsificador o en hacker». «Yo no falsifico los mensajes dentro de mi teléfono porque no sabría como hacerlo. Yo soy un usuario de apagar y encender».

«Tú me señalaste»
Además de tensión -el juez llegó a ofrecer a Fernández Díaz un receso o un vaso de agua-, en el ambiente flotaba rencor. El exministro responsabiliza a Martínez de su imputación: «Que estamos en este careo por ti, porque tú has hecho estas actas» o «me has señalado tú», fueron algunos reproches. Mientras, el segundo justifica su decisión por la necesidad de «protegerse» porque su exjefe «y amigo» le «abandonó» al desmarcarse ante los medios de la Kitchen.

«Si me hubiera dado a mi por hacer una falsificación de los mensajes para incriminar al ministro, los habría hecho con otro contenido. Algo como ‘Paco, ya he completado la Kitchen’ o alguna parida de ese calibre».
«¿A santo de qué me invento yo esto?»
llegó a plantear. «Esa es la pregunta que me hago yo», contestó el otro.

Martínez insistió en esta idea pues cuando levantó las actas, las guardó en su casa: «Si hubiese querido incriminarte no habría hecho un acta ante notario, me habría ido a la prensa».

«Hablé con todo el que pude»
Ambos se dijeron muchas veces la estima en que se tuvieron y lo impensable de un «desgarro» como el careo. Pero al final, quedó la acusación de Fernández Díaz a Martínez de actuar por «manifiesta animadversión» contra él a la luz de los insultos que ya en 2017 le profería en chats con terceros y los intentos de éste, de señalar, a golpe de pequeños detalles, que su exjefe no dice la verdad.

También se evidenció, porque Fernández Díaz no quiso dejarlo pasar, que cuando quien fuera el número 2 de la seguridad del Estado vio en la prensa la que se avecinaba
y con la instrucción judicial de la operación Kitchen bajo secreto, tiró de agenda. Constan hasta mensajes enviados al presidente de la Audiencia Nacional. «Yo hablé con todo el que pude para poder, entre otras cosas, enterarme de esto», reconoció.