Inicio Internacional Leopoldo López exige elecciones libres para Venezuela

Leopoldo López exige elecciones libres para Venezuela

27
0

Sin multitudes como a las que está acostumbrado a referirse y sin banderas tricolor hondeando los azules del cielo venezolano, el ex-preso político Leopoldo López
se reencontró con los medios de comunicación tras más de seis años privado de libertad. Y no pudo ser en Caracas como le hubiese gustado, sino en Madrid, con un oceáno Atlántico de por medio y con cinco horas de diferencia horaria. Pero lo hizo junto a su familia, que lo apoyaba desde la primera fila, a la que tenía más de 18 meses sin abrazar.

Confesó que salió con el corazón arrugado de Venezuela y que dejó triste a la tierra que lo vio nacer. «Yo no quería irme de mi país. Siempre le pedí a Lilian, mi esposa, que lo dijera por mí a donde fuera», dijo en un emotivo discurso frente a un puñado de compatriotas venezolanos y periodistas, al tiempo que recogía las palabras del padre de la democracia de Venezuela, Rómulo Betancourt, y su célebre frase: «We will come back», «nosotros vamos a regresar». El líder de Voluntad Popular se mostró muy firme contra Nicolás Maduro, al que llamó «asesino». «Hoy le podemos decir a todos claramente y sin exageraciones que Maduro es un asesino. Es un asesino porque ordena a que su fuerzas de seguridad y sus grupos paramilitares armados salgan a matar gente», sentenció.

Minutos antes de la rueda de prensa, el dirigente opositor se reunió con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que lo recibió como líder del Partido socialista y no como presidente de España. Gesto que Sánchez no tuvo con el presidente interino Juan Guaidó cuando visitó Madrid, el año pasado. Tras su encuentro en Ferraz, el dirigente venezolano llegó al salón de las columnas del Círculo de Bellas Artes acompañado de su esposa Lilian Tintori, que hondeaba una bandera de Venezuela y sus hijos Manuela y Leopoldo, apenas tres días después de su marcha de la residencia del embajador español en Caracas.

Reunión en Ferraz
Con tesón, López comenzó agradeciendo al Gobierno de España por la acogida que le ha brindado a su familia, desde el año pasado cuando huyeron del régimen de Nicolás Maduro. Su madre y su padre, diputado del Parlamento Europeo también viven en la capital. Y aseguró que el encuentro con Sánchez fue «muy cordial» y lo calificó como «muy positivo».

«Veo en Pedro Sánchez mucha empatía con la causa de Venezuela. Veo en él, en su gobierno y en su partido la determinación de acompañar la lucha por la libertad de Venezuela», dijo el opositor y recalcó que le dijo al presidente de gobierno que la causa venezolana «no es ideológica» y que «debe ser abrazada por todos los partidos que crean en la democracia». Sánchez fue uno de los 60 países que reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y rechazó los comicios presidenciales de Nicolás Maduro, en 2018.

La condición legal de Leopoldo lópez en España aún no es clara. El líder de Voluntad Popular comentó que no tiene mayor información sobre su condición legal en nuestro país, pero dijo que «si me toca tener la condición de refugiado como a otros miles de venezolanos, la tendré». «Yo salí para trabajar», zanjó. Asimismo, prefirió no revelar detalles de su salida de Venezuela para resguardar la vida de las personas que lo ayudaron y manifestó que no hubo negociación con el Gobierno de Caracas. «Eso no se negoció en Miraflores, ni en México, eso lo organicé yo con cinco personas más», aclaró. Lo único que desveló es que llegó a Madrid en un vuelo comercial, pero que protegería la ruta para que todo el que lo necesite pueda escapar.

López apuesta con firmeza por unas elecciones libres y democráticas en ese país. Su agenda para los próximos meses la enumeró en tres pasos: promover que en Venezuela se pueda materializar una elección presidencial libre, justa y verificable; hacer lo que corresponda para que los responsables de las violaciones de derechos humanos, de las torturas y de los asesinatos puedan ser sometidos a la justicia internacional y, por último, aliviar el sufrimiento del pueblo venezolano garantizando la ayuda humanitaria y económica para «una de las crisis más profundas que ha tenido el planeta». Una agenda de tres puntos que dejó muy claro es liderada por el presidente interino Juan Guaidó y acordada junto a su equipo de trabajo. Pero sabe «que no será nada fácil».

Una oposición huérfana
En las últimas horas, al menos siete personas que trabajan en la legación española en Caracas y otras vinculadas a la familia Lopez han sido detenidas por el régimen de Maduro para interrogarlas. El ex-preso político no las dejó por fuera en su discurso. «La dictadura ha hecho lo que sabe hacer, reprimir y perseguir. gente muy cercana a nosotros ha sido desaparecida por la dictadura», denunció. Para el embajador Jesús Silva manifestó solo palabras de agradecimiento: «Es un gran diplomático que supo llevar la politica de su país y los equilibrios que debía tener con la causa de venezuela».

Ante las preguntas sobre la orfandad de la oposición, el dirigente político manifestó que los venezolanos quedan liderados por Juan Guaidó. «Yo quiero decirles que nuestro presidente interino está dispuesto a ir preso y a más», dijo mientras aseguró que no se va a formar un gobierno en el exilio. López señaló que el próximo desafío será la «unidad» y no solo de las fuerzas políticas venezolanas, sino la de la comunidad internacional.