Inicio Principal Pablo Iglesias regresa a sus orígenes estilísticos

Pablo Iglesias regresa a sus orígenes estilísticos

7
0

El estilo de Pablo Iglesias ha ido cambiando desde que irrumpió en la escena política, tanto como las caras que ha ido mostrando a lo largo de estos años. Se adentró en el escenario político con una imagen muy humilde y decantándose por la moda «low cost», la que compraba en grandes superficies. «Hasta que me metí en este lío compraba en los supermercados normales, en el Alcampo. Y desde que empecé a rodearme de gente con un mínimo sentido de la estética voy a sitios diferentes. Pero soy muy dejado para eso», expicaba.

Pero esa imagen de rebeldía asamblearia tan estudiada pronto dejó paso a un «look» algo más tradicional, por llamarlo de alguna manera. Incorporó la americana a su «uniforme diario», sin corbata y sin dejar de lado las deportivas, y se enfundó en el traje de empresario moderno. Sin embargo y coincidiendo en el tiempo con los últimos escándalos que acechan a Podemos, entre ellos la supuesta financiación ilegal de la formación morada, el vicepresidente segundo volvió a sus prendas más humildes, las que le proporcionan esa imagen tan combativa que tanto cultiva. Una manera de mandar un claro mensaje. Llegó incluso a sacar del armario hace unos días sus pendientes de aro, los mismos con los que irrumpió en la escena política.

Este miércoles, durante la sesión de control al Gobierno, ha confirmado que deja atrás su atuendo de empresario del siglo XXI para volver a sus orígenes estilísticos: su ya clásica camisa roja remangada y su corbata negra, aunque con mascarilla, para adaptarse a los tiempos que corren.

No se ha deshecho de su moño desde que el pasado mes de agosto decidió decir adiós a su coleta. Los culpables de su reciente cambio son sus hijos, como él mismo aseguró a través de sus redes sociales recientemente. «Entre la ola de calor y que mis hijos me tiran del pelo… tocaba nuevo look», escribía el líder de la formación morada.