Inicio Internacional Arrestados cinco de los seis jóvenes afganos que quemaron el centro de...

Arrestados cinco de los seis jóvenes afganos que quemaron el centro de acogida de Moria

7
0

El ministerio de Protección Ciudadana dio a conocer ayer que han sido identificados seis jóvenes que provocaron el primer incendio del centro de acogida de Moria en la isla de Lesbos y ya se han detenido a cinco de ellos. El Ministro Mijalis Jrisojoídis declaró que «los autores del incendio de Moria están detenidos, son cinco jóvenes extranjeros y se busca aún a otro más. La Policía trabajó de forma metódica y ahora se ha dado fin a cualquier escenario infundado». Se desmienten así muchas afirmaciones que hablaban de provocaciones locales o de atentados de autoría islamistas. Y Jrisojoidis insiste en que tanto los migrantes como locales «tienen interés en aceptar nuestras propuestas y la realidad de la nueva estructura», refiriéndose al campamento temporal instalado a poca distancia de Moria y fuera de la capital de la isla, Mitilini: en Kara Tepé, con tiendas de campaña. «Les aseguro que prevalecerá la lógica, la legalidad, la seguridad, la salud y la normalidad».

El Ministro de Política Migratoria, Notis Mitarakis, añadió poco después en Twitter que «los autores del incendio están detenidos, la estructura temporal está lista, se realizan las pruebas del Covid-19. Y la seguridad de todos está garantizada».

Grabados por móviles
Según los medios griegos los autores del gran incendio que destruyó la mayor parte del campamento (hubo otro un día después) se trata de dos afganos menores de edad y no acompañados de 17 años, que fueron evacuados en vuelos espaciales horas después del incendio que provocaron con sus amigos a otros centros de Grecia. Los restantes autores del incendio son tres chicos de 19 años y otro de 20 años. Han sido arrestados estos cinco de los seis (que ha sido identificado) casi una semana después de su acto vandálico, ya que encontrarlos era la primera prioridad de la Dirección Policial de la isla de Lesbos junto con la brigada antiterrorista y el Servicio Nacional de Información griego. Muchas imágenes de estos jóvenes fueron recogidas por teléfonos móviles y hasta uno de ellos comentaba risueño y orgulloso como «había puesto fuego a la mitad del campamento».

Poco a poco los inmigrantes que llevan días en la carretera y en los campos cercanos están resignándose a entrar en el nuevo campamento para subsistir mejor. Ahora son más de 800 de los 12.000 que estaban al aire libre y 21 de ellos en cuarentena al dar positivos al test del Covid-19. Pero quedan sin embargo miles de migrantes y refugiados que no quieren permanecer en la isla y consideran que aceptar entrar en la nueva estructura supondrá más meses de espera sin fin. Otros temen el hacer el test y dar positivos, ya que supone ser llevados a un lugar especial de cuarentena y aun mas retraso. Y no les convence las afirmaciones constantes de las autoridades de que «sin documentos legales nadie abandonará la isla».