Inicio Internacional Enfrentamientos en la visita de Salvini en Mondragone, foco del Covid-19 entre...

Enfrentamientos en la visita de Salvini en Mondragone, foco del Covid-19 entre jornaleros búlgaros

9
0

En un clima de enorme tensión, el líder de la Liga, Matteo Salvini, ha sido recibido en Mondragone, municipio de la provincia de Caserta, cerca de Nápoles, donde llegó para dar un mitin. En Mondragone se habían registrado el jueves pasado enfrentamientos entre italianos y jornaleros búlgaros que ocupan media docena de edificios destartalados. El área que ocupaban fue declarada zona roja, impidiendo la entrada y salida, porque se había registrado un foco de coronavirus. Medio centenar de personas en la comunidad de búlgaros y rumanos que viven en esos edificios estaban infectados, lo que creó temor en el municipio. El exministro del Interior prometió que iría este lunes a esa zona caliente. En ese barrio de Mondragone se vive una situación dramática, como ocurre en otros lugares del sur de Italia. Son guetos de inmigrantes, que suelen trabajar como jornaleros para la recogida de frutas y hortalizas, con sueldos de miseria. Son lugares donde abunda la explotación, la violencia y la prostitución. Municipios en los que la inmigración, que no está integrada, constituye a menudo un problema.

A la caza de votos
Matteo Salvini acelera ya su campaña electoral, con vistas a las elecciones regionales en seis regiones italianas, entre ellas Campania. Desde que salió del Gobierno, la popularidad de Salvini cayó en picado. La Liga perdió una decena de puntos y registra alrededor del 25 % de consenso. Los meses de la pandemia han sido muy malos políticamente para Salvini, porque la inmigración, que ha sido siempre su gran bandera electoral, no estuvo entre las prioridades de los italianos. Han sido meses en que el tema de la inmigración se olvidó y Matteo Salvini, sin esa bandera, apenas tuvo relevancia en la política nacional. Por eso creyó ver en la situación de Mondragone una oportunidad para volver sobre un problema delicado como es la inmigración, que puede crear tensiones si con el buen tiempo del verano aumentan las salidas de inmigrantes en pateras desde Libia y Túnez.

Un joven resultó herido durante los enfrentamientos en Mondragone

Reuters
Tensión
Como se esperaba, después de la llegada de Matteo Salvini se vivieron momentos de alta tensión. Los manifestantes anti Salvini presentes en el área recibieron al líder de la Liga con el grito de «chacal». Algunos sostenían pancartas con este escrito: «Salvini Chacal. Mondragone no es una pasarela». En otras se leía: «Salvini no eres bienvenido, Salvini vuelve a la alcantarilla». Uno de los manifestantes le tiró agua, a lo que Salvini respondió: «Bueno, tengo también calor». Las fuerzas del orden intentaron alejar a los manifestantes con diversas cargas. Un joven resultó herido en la cabeza. En la calle hubo división, con seguidores de la Liga que apoyaron a Salvini y replicaron: «No a los provocadores». Dada la tensión y enfrentamientos, Salvini tuvo que interrumpir su mitin. «Es muy grave –declaró Salvini a La Repubblica- el hecho de que haya alguien que impide que la gente hable sobre los problemas reales que hay aquí. En este barrio hay ciudadanos, propietarios o inquilinos que no pueden salir de la casa y son rehenes de la delincuencia. Hay algunos delincuentes del centro social que prefieren la ilegalidad a la legalidad».