Inicio Internacional El ex primer ministro francés François Fillon, condenado a cinco años por...

El ex primer ministro francés François Fillon, condenado a cinco años por los «empleos ficticios»

14
0

François Fillon (66 años), exprimer ministro de Nicolas Sarkozy, entre 2007 y 2012, ha sido condenado a cinco años de cárcel, dos de prisión firme y tres con remisión de pena, 375.000 euros de multa, y diez años de inhabilitación para cargos públicos, por el delito de «extorsión de fondos públicos», a través de los empleos ficticios de los que se beneficiaron su esposa y dos hijos, entre 1998 y 2013.

Penélope Fillon, esposa del exjefe de Gobierno, ha sido condenada a tres años de cárcel con remisión de pena y otros 375.000 euros de multa. Marc Joulaud, suplente de Fillon, durante varios años, en el departamento de la Sarthe, ha sido condenado a tres años de cárcel con remisión de pena y 20.000 euros de multa.

Los esposos Fillon y Joulaud también deberán devolver a la Asamblea Nacional más de un millón de euros, el montante de los fondos públicos extorsionados al Estado. Los esposos Fillon han presentado un recurso, que aplaza provisionalmente la entrada en prisión del antiguo candidato conservador a la presidencia de la República.

Más allá de la peripecia personal, el escándalo Fillon tuvo un alcance político devastador, tras las revelaciones del semanario satírico «Le Canard Enchaîné», el mes de enero de 2017, descubriendo un larguísimo rosario de «cacerolas crapulosas». Durante un trimestre, Fillon fue el candidato favorito de todos los sondeos, presentado como «futuro» presidente de Francia. Hasta el estallido del escándalo que dejó al descubierto un modelo familiar de corrupción.

Como diputado y senador, Fillon pagó a su esposa e hijos presuntos servicios y trabajos como «asesores parlamentarios». La esposa cobró más de 600.000 euros. Los hijos poco menos de 400.000, durante quince años. Un millón largo de euros «sustraidos» al Estado a través de unos empleos que el Tribunal de París ha calificado de «indecentes, inmorales, prueba de falta de ejemplaridad y probidad» de un alto representante del Estado.

Más allá de las tribulaciones crapulosas de Fillon, su esposa e hijos, su comportamiento tuvo unas consecuencias políticas catastróficas. Fillon fue elegido candidato de la derecha a la elección presidencial de 2017, tras unas elecciones primarias finalmente desastrosas. Instalado en el podio del «mejor» candidato conservador, Fillon prometía una revolución conservadora que, a su modo de ver, no había realizado Nicolas Sarkozy.

Perseguido por el escándalo de los empleos ficticios, Fillon fue finalmente eliminado en la primera vuelta de la elección presidencial, precipitando su hundimiento personal y abriendo una crisis política inconclusa entre las familias políticas conservadoras, huérfanas de Nicolas Sarkozy, víctimas del comportamiento crapuloso de su fallido candidato a la presidencia de la República.

Recurrirán la sentencia
Los abogados de la defensa ya han anunciado que recurrirán las condenas, que el tribunal considera justificadas por entender que los acusados no fueron capaces de «aportar pruebas de la actividad de la señora Fillon». El tribunal también reprocha al exprimer ministro que posteriormente contratase a dos hijos siguiendo «el mismo mecanismo» al utilizado para el caso de su esposa.

«Nada puede justificar la remuneración percibida», ha sostenido la presidenta de la corte, que ha apuntado que el papel de Pénélope Fillon se limitó a entregar correo a la secretaria. Así, «no había proporción» entre el dinero recibido y el empleo que realizaba en realidad.